Home / Internacional / El menos político de la política

El menos político de la política

Rate this post

Washington, 25 de mayo de 2017.- Donald J. Trump es el mandatario menos político del mundo de la política.

Debido a su lenguaje común e irreverente y a su desenfadada manera de abordar los problemas y tópicos que le comenten a su administración, el presidente republicano ha sido catalogado ésta semana como político menos político de la política.

Según un prestigiado portal de Internet estadounidense, el ex conductor de The Apprentice es el líder más osado desde Bill Clinton (1993-2001).

“La política debe ser tratada con diplomacia; políticamente. Clinton era sensato, genuino y relajado, pero no era poco atinado y sabía cuando ser cálido. No obstante, la virtud y el demonio del POTUS ha sido su falta de este elemento esencial para conducir a la nación más poderosa del globo. Su virtud, porque su lenguaje y su actitud coloquial lo llevaron a ganarse la preferencia de una gran cantidades de ciudadanos que ya estaban hartos de la clase política y de los fósiles del poder que ven la presidencia como el último escalafón de una carrera de corrupción y negocios ultra rentables. No obstante, es su demonio, porque como bien decía el presidente Obama, ser presidente es un trabajo serio y la candidez de Trump no alcanzará ni hoy, ni el próximo mes, ni en todo el sexenio, se requiere de madurez, temple, inteligencia; mental y emocional; y capacidad analítica para llevar un país y Trump no lo tiene”, explica un ex diplomático.

Político

Y es que, durante los primeros meses de su mandato Donald J. Trump ha tratado algunos de los asuntos más serios de su agenda política con poco tacto y un vocabulario terriblemente elegido.

Solo hace un par de meses, en su primera reunión política con la canciller alemana, Angela Merkel, Trump habló frente a la prensa sobre como el hecho de que la administración de Obama hubiera intervenido sus teléfonos, correos electrónicos y reuniones, era lo único que tenían en común. De igual manera, durante ese mismo encuentro, pero unos momentos antes, el POTUS se negó a darle la mano a Merkel frente a las cámaras.

De igual manera, hace tan solo un mes, el presidente generó enojo entre los ciudadanos y los miembros de la política y el periodismo cuando, al entregar un Purple Heart Award, congratuló al receptor y le dijo que su logró era tremendo, siendo que este reconocimiento se les da a elementos de guerra que han perdido extremidades en combate.

“Cuando escuché sobre esto quise hacerlo yo mismo, eres tremendo, felicitaciones”, le dijo Trump al sargento, Álvaro Barrientos, durante el evento llevado a cabo en el Walter Reed National Medical Center de Bethesda, Maryland.

Esto, desató una oleada de críticas hacia su nula capacidad política, siendo el comentario de la periodista y autora, Kim Dozier, el más acertado.

“Por dios, de verdad créame Sr. Presidente, nadie quiere ganarse un corazón morado”.

About Editorial

Te puede interesar

Cuba

EUA endurece sanciones contra Cuba

Rate this post Estados Unidos anunció la aplicación de nuevas sanciones a Cuba, que se ...